De la vereda de enfrente

Tres espacios dividen la película. El desenlace se conoce –sin que lo sepamos- en la primera parte. Los personajes centrales van develándose poco a poco y sus soledades -estén rodeados o no de otros seres- también. Así es “Al otro lado” (Auf der anderen Seite -The Edge of Heaven-) de Fatih Akin.


En un comienzo se definen borrosas las anécdotas y las líneas centrales de la historia. Luego, promediando el film, se entiende un poco más que la secuencia no es lineal y que lo que se creía comienzo era un final camuflado.


Un padre solo cría a su hijo en una Alemania que desprecia a los extranjeros, más si éstos son ilegales. Ese mismo hombre paga por un poco de amor y sexo, y luego pretende comprar esos momentos más allá del instante. Allí es cuando las soledades, las mezquindades y los sueños rotos de los personajes van quedando al descubierto.


La mujer, turca y prostituta, accede a ingresar en la vida de esa familia bipolar. Se comienza a tejer una relación fraternal entre ella y el hijo de solitario hombre, que finalmente, asediado por su corazón endurecido por la vida pierde una oportunidad de volver a empezar.


Otras anécdotas van mezclándose y con magistral delicadeza el director logra recrear escenas de drama y la persecución social que viven miles de inmigrantes turcos en Alemania. Muestra cómo son sus sueños -tan iguales a los que conocemos los latinoamericanos-, cómo se arriesgan a todo por un horizonte mejor. Muestra los caminos que van tomando el viejo hombre, su hijo universitario y la prostituta.


El director desnuda las miserias de algunos personajes sin pudores. Las deja al descubierto. Sin embargo todos, absolutamente todos -y en eso está la maravilla de la película-, logran encontrar un instante en la vida en la que pueden recrear el tiempo perdido, y recuperarlo cada uno a su manera. Desde otro lado.


Sinopsis

“A través de una serie de encuentros, relaciones e incluso muertes, las frágiles vidas de seis personas se cruzan durante sus viajes emocionales hacia el perdón y la reconciliación en Alemania y Turquía. Nejat (Baki Davrak) no mira con buenos ojos la relación que su padre Ali (Tuncel Kurtiz), un pensionista, mantiene con la prostituta Yeter (Nursel Köse). Pero todo cambia cuando descubre que ella manda dinero a Turquía para pagar los estudios universitarios de su hija. La inesperada muerte de Yeter distancia al hijo y al padre. Nejat decide irse a Estambul a buscar a Ayten, la hija de Yeter. Pero Ayten, una activista política que huye de la policía turca, se ha ido a Alemania”- Fuente Filmafinity.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada