Vuelvo


Vuelvo, la primera palabra con la que Ismael Serrano abrió su recital en Uruguay, y también las puertas de su casa al público. Un escenario repleto de muebles, con lámparas, sillones, tendederos de rompa y hasta mesas, recibían al público al ingresar al recinto. Los colores bordeaux y crema ambientaron aún más el espacio. Vuelvo, y la música empezó a sonar. La melodía de la voz de Ismael Serrano acompañó los acordes de sus músicos y empezó el concierto. Comenzó la historia. Un cuento donde habitaban seres ficticios que llevamos a cualquier parte cada uno de nosotros. Vecinos con los que se comparte la vida. Tejiendo una y otra anécdota, Serrano va cantando, va contando cómo es su manera de vivir y va pidiendo a los presentes: "Acuérdate de vivir".

Como en cada uno de sus conciertos llama a la reflexión, a dar batalla por los sueños, a no bajar los brazos jamás. En Montevideo, el pasado 15 de setiembre, Serrano cerró su gira por América del Sur y compartió su generoso tiempo con las centenares de almas presentes. Hubo momentos en los que el artista tuvo traspiés. Se olvidó de la letra de una canción (imperdonable que fuese mi favorita) y nos habló de la crisis... a nosotros que nos van a contar de crisis!

Sin embargo, como pocos, Serrano ofreció un concierto maravilloso y dio todo de sí. Junto a su equipo tocaron y cantaron por espacio de casi 3 horas, lo que nos conmovió a todos. Repasó temas de todas las épocas y dejó sin duda el alma en ese escenario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada