Predicar con el ejemplo




"Los niños están probablemente más seguros en Afganistán de lo que estarían en Londres, Nueva York o Glasgow o en muchas otras ciudades", dijo Mark Sedwill, responsable civil de la OTAN en Kabul, durante una entrevista que se difundirá desde este lunes 22 de noviembre en Children's BBC.

Sedwill realizó el comentario en el marco de una entrevista para el programa Newsround, en contraposición a un informe donde los propios niños afganos dicen sentirse inseguros en Kabul por el riesgo de bombas. "Es una sociedad muy orientada hacia la familia, así que es como una especie de ciudad formada por un conjunto de aldeas", opinó Sedwill.

Las críticas a dichas consideraciones no se hicieron esperar. La organización Save the Children criticó al responsable civil de la OTAN calificando de “erróneo” el comentario realizado al programa infantil de la BBC. "Afganistán es el peor lugar del planeta para un niño: uno de cada cuatro niños que viven allí muere antes de cumplir cinco años", afirmó Justin Forsyth, director de Save the Children, según publicó ABC.es.

Más contundentes son las versiones de los propios protagonistas al ser entrevistados para el programa de la cadena británica. Como lo expuesto por Sohrad, un estudiante de 16 años de Kabul, que detalló “el miedo” que sienten al escuchar las explosiones en la ciudad. “Es espantoso ir al colegio. Tenemos miedo". Manija, de once años, contó cómo es vivir en un país en guerra. "Cuando hay explosiones me pongo triste porque la gente muere, pero al día siguiente, cuando tengo una vida normal, lo celebro, me pongo contenta", dijo la niña a Newsround.

Un informe de Unicef en 2009 aseguró que Afganistán era uno de los lugares más peligrosos del mundo para nacer. “La violencia en el país está en su peor momento desde que los talibanes fueron expulsados por Estados Unidos a finales de 2001, con bajas civiles y militares desproporcionadas”, se indicó en el documento. Un total de 74 niños fueron asesinados en la primera mitad del presente año por bombas caseras o en ataques suicidas. Estos datos significan un aumento del 155% con respecto a 2009, recordó El País.es.

Pese a esos datos escalofriantes -e incluso a veces abordados de manera sensacionalista- pocos se ocupan de la violencia silenciosa que acontece a diario -y sin publicidad- bajo los techos del resto del mundo. En 2006 la organización no gubernamental australiana NAPCAN lanzó una campaña de sensibilización contra la violencia doméstica. En el spot se muestra algo básico, pero contundente: los niños aprenden de sus mayores.

En el hogar, donde comienza a forjarse la personalidad, está el germen de toda la sociedad. Entre cuatro paredes se gesta todo lo que luego se abre al mundo. Los flagelos más temibles y cuestionados de los tiempos que corren, como lo es la violencia, no son más que el reflejo de la intimidad. El miedo cobra terreno, y sin embargo iniciativas audaces buscan replantear que la capacidad de reflexión puede revertir este camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada