Amy Winehouse al Club de los 27


"Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver", John Derek.

Veintisiete. Ésta es la edad que tenía la cantante británica Amy Winehouse al fallecer este sábado 23 de julio. Fue dueña de una voz única, con un poder sobre multitud de personas, pero muy poco sobre ella misma y su fama. Su historia, como la de muchos otros artistas de su nivel pasó a formar parte de las bitácoras donde el exceso se escribe con tinta roja. A ese grupo, que se conoce como el “Club de los 27”, pertenecen influyentes músicos que murieron en este rango de edad -en su mayoría- por abusos de alcohol, suicidios o accidentes de tráfico. Janis Joplin, Jim Morrison, Jimi Hendrix, Kurt Cobain forman parte de la lista. Los medios de comunicación británicos -los primeros en difundir la noticia- indicaron que la cantante fue encontrada sin vida en su casa de Londres, y aunque la causa de su muerte aún se desconozca, se sospecha que fue víctima de una sobredosis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada